Entrevista a Charlie Dean L'Anson

Charlie Dean L'Anson, antiguo alumno del IES Albaytar, hoy futbolista de primera división en el Elche C.F.

Así transcurrió la entrevista con Charlie,  sus recuerdos del instituto, los profesores y su carrera como futbolista profesional.

un saludo.

Jesús Relinque

¿Qué recuerdos tienes de tus compañeros y compañeras del instituto Al-Baytar de Benalmádena?


Los compañeros de clase, por ejemplo, hablo con unos pocos de vez en cuando, pero si veo cual sea por la calle nos saludamos. Tenía muchos en el instituto que lo siguen siendo.

¿Qué recuerdos conservas de tus profesores y profesoras del Instituto?

Siempre bueno. La verdad por que se portaron genial conmigo y me arrepiento porque mi comportamiento a veces no era el adecuado, y siempre me intentaron guiar por el mejor camino y oportunidades, ayudándome a la hora de apretarme para estudiar. Aprendí mucho y tengo muy buenos recuerdos a pesar de no haber podido sacarme la ESO por las circunstancias: me iba ya a Inglaterra a jugar por que aparte de estudiar allí en Al-Baytar, me aconsejaron módulos de Formación Profesional. Solo había una profesora con la que no me llevaba bien. Luego nos vimos un par de veces por la calle y nos saludamos. Me alegro que siempre haya habido tan buen rollo.

Tengo un buen recuerdo de Al-Baytar a pesar de que no me gustaba estudiar ni el instituto. Pero había un cariño muy especial el cariño. Y lo repito: me arrepiento de no haber estudiado y dado todo con los pedazo de profesores que tenía. Y no lo digo por quedar bien, porque hasta ellos saben que decía lo que pensaba siempre.


¿Qué te llevó a empezar tu carrera profesional como futbolista?


Empecé con seis años a jugar en Wealdstone (Inglaterra) . Después en España jugué para el Benamiel. Luego tuve una etapa también en el Fuengirola y me llamaron para un torneo con la selección malagueña. Llegamos a la final y perdimos 2-1 con el Cádiz, pero tuve la suerte de que a mí y a otros dos compañeros nos ofrecieron una prueba en el Nottingham Forest y fuimos una semana allí. Después nos dijeron que nos fuéramos a casa y que ya nos llamarían. Y así fue: me llamaron y me dijeron que quería que volviese. No me lo creía. Volví y después fue la hora de tomar una decisión. Me ofrecieron firmar por dos años, pero que iba ser el cuarto central, ya que había internacionales delante de mí. Estuve dudando si volverme a España. Al final me fui al Grimsby Town, donde jugué dos años en el filial y uno en el primer equipo. Volví a España sin equipo y jugando partidos amistosos. Un amigo me consiguió una prueba en Elche y firmé. Aquí estuve un año en tercera división. Hicimos un buen año. Subimos a Segunda B. El primer equipo estaba en segunda y subió a primera. Me ha tocado hacer pretemporada con el primer equipo y tuve la suerte de que fue muy bien y me quedé con ellos durante todo el año entrenando y cuando no juego con el B muy, estoy muy contento.

¿Cuál fue tu trayectoria hasta llegar al nivel que has llegado en el mundo del deporte?


He pasado muchos momentos buenos, como jugar y vivir experiencias, pero malos también, como irse de casa a vivir solo, decisiones de rechazo

¿Consideras que la asignatura de Educación Física es importante para tomar decisiones de cara al futuro de una carrera deportiva?

A la hora de decidir es decisión tuya y de tu familia. Lo bueno de educación física es que se practica y mete alegría en el cuerpo a las personas. Lo importante es pasárselo bien, divertirse y hacer algo de deporte que es bueno para la salud.

¿Qué recuerdos tienes de las clases de Educación Física en el instituto?

Buenas, porque era mi asignatura favorita. Se practicaban muchos deportes diferentes fútbol, volley, hockey.... Y se pasa una hora muy bien, aparte de aprender y practicar.

¿Qué recomendaciones harías a un muchacho o muchacha que desee seguir en el mundo del Fútbol profesionalmente?

Lo primero es saber competir y nunca rendirse. Después, darlo todo siempre y con muchas ganas de aprender y saber aceptar criticas buenas y malas. Por último, que no importa a qué nivel llegues. Siempre tienes que aspirar a lo máximo, pero también pensando que es muy difícil y tienes que estar orgulloso y feliz donde llegues.

¿Ha sido muy duro llegar al lugar al en el que te encuentras actualmente en una primera división de la liga de Fútbol española?

Mucho más que duro. Todavía es difícil de creer, porque hace unos años yo veía esos jugadores en el Barcelona, Real Madrid o Atlético de Madrid todos como ídolos que son, pero ahora los veo de cerca y son mis rivales. Y aparte de mucho, mucho trabajo y sacrificio, he tenido la pelín de suerte, porque han confiado en mí y he tenido la oportunidad de demostrar lo que valgo.

¿Puedes hablarnos de tu relación humana con el entrenador?

Cada entrenador es diferente. El que tengo ahora es una gran persona aparte de entrenador. Tiene mucha confianza en el equipo y en mí. Habla mucho conmigo, se porta muy bien y, lo más importante, dice las cosas claras y como las ve.

¿Puedes contarnos algo sobre tu relación con los árbitros?

A los árbitros hay que respetarlos porque tienen un trabajo muy pero que muy difícil. Hay que hablar con respeto con ellos y desearle la suerte como ellos a nosotros.

Para finalizar ¿Qué es lo más positivo a tu modo de ver que tiene la vida de un futbolista profesional?


Aprecio tener la gran suerte de poder serlo, porque desde niño siempre me ha encantado y quiero mucho al fútbol, que es mi pasión. Es bonito entrenar todos los días con los compañeros y cada fin de semana competir por tres puntos. No lo cambiaría por nada.

Saludos.

 

Enlaces:

    The Guardian.

    Marca.com http://www.marca.com/2013/10/05/futbol/equipos/elche/1381001171.html